Skip to main content

Este síndrome generalmente aparece en mujeres entre los 20 y los 40 años de edad.

Alteraciones menstruales, abundante vello en cuerpo o cara y pigmentación en cuello, axilas o rodillas, son algunos de los síntomas presenten en mujeres con el Síndrome del Ovario Poliquístico (SOPQ).

Rafael Soto Gámez, ginecólogo de Hospital Clínica Nova destacó la importancia de la revisión ginecológica anual en toda mujer un año después de tener vida sexual activa.

“Invitamos a todas las pacientes para que hagan una visita por lo menos una vez al año a la consulta de Clínica de la Mujer, donde estamos en la mejor disposición de ayudarlas y de ayudarles a cualquier alteración o problemas que ellas pudieran presentar”, dijo.

El doctor Soto explicó que el SOPQ consta de múltiples quistes en el ovario, provocando alteraciones metabólicas en los niveles de la insulina y la glucosa.

Precisó que este síndrome generalmente aparece entre los 20 y los 40 años de edad.

El ginecólogo de HCN detalló que debido al SOPQ, la menstruación se empieza a espaciar cada 2, 3, y hasta 6 meses, por lo que para contar con un diagnóstico se requiere hacer la ecografía pélvica, donde se observan los múltiples quistes en los ovarios, así como exámenes de laboratorio.

En caso de confirmar la presencia del síndrome, se le indica el tratamiento a la paciente.

Pero la mejor manera de prevenir el SOPQ es llevando una buena alimentación y con dieta balanceada, que contribuya a un estilo de vida saludable y haciendo ejercicio.

“La base de todo es una buena alimentación y ejercicio”, reiteró el doctor Soto.

En caso de no acudir a tratarse este síndrome, se puede avanzar hasta llegar a padecer diabetes debido a los niveles de glucosa e insulina; y las pacientes que buscan un embarazo, podrían pasar a la esterilidad.