Skip to main content

El cáncer infantil es una de las principales causas de mortalidad entre niños y adolescentes en todo el planeta. De acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año se diagnostican alrededor de 280 mil niños entre cero y 19 años de edad. 

Si bien, el cáncer es una enfermedad que no es prevenible. En niños aún se desconoce la causa exacta que lo origina, aunque se ha detectado que un 5 por ciento de los casos se deben a mutaciones genéticas hereditarias.  

Cada año, con el objetivo de sensibilizar y concientizar sobre la importancia de los desafíos que enfrentan niños, niñas, adolescentes que son diagnosticados con este padecimiento, así como sus familias, el 15 de febrero se conmemora el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil. 

Los tipos más comunes de cáncer infantil, son la leucemia, el cáncer cerebral y linfoma, los cuales en la mayoría de los casos son detectados en etapas avanzadas. 

Si constantemente un menor presenta sangrado por la nariz, sudoración nocturna excesiva, pérdida de peso, dolor de huesos y articulaciones, palidez progresiva, fatiga, cansancio, apatía sin causa aparente y calentura persistente, ponte en contacto son tu pediatra, ya que podrían ser síntomas de alerta para la detección de cáncer. 

La detección oportuna de cáncer infantil, salva vidas