Skip to main content

La miastenia se desarrolla cuando es el propio sistema inmunológico del cuerpo el ataca por error la conexión que se produce entre los nervios y los músculos.

Por el ritmo tan acelerado que llevamos en la actualidad es muy común escuchar que las personas se sienten agotadas, pero sabías que el sentir una fatiga abrumadora todos los días, podría ser síntoma de miastenia gravis. 

Este trastorno neuromuscular, cuyos síntomas principales son la debilidad muscular extrema y la fatiga de los músculos esqueléticos.

La miastenia se desarrolla cuando el propio sistema inmunológico ataca por error la conexión que se produce entre los nervios y los músculos. Por ello, el principal síntoma es la debilidad muscular extrema generalizada que afecta al 75% de los pacientes con esta enfermedad.

Esta enfermedad afecta cualquier músculo, algunos síntomas son: 

Problemas oculares

  • Caída de uno o ambos párpados
  • Visión doble, que puede ser horizontal o vertical y que mejora o se resuelve cuando un ojo está cerrado

Problemas en músculos de la cara y garganta 

  • Deteriorar el habla. En función de los músculos afectados, tu manera de hablar puede sonar suave o nasal.
  • Provocar dificultad para tragar. Es posible que te atragantes con facilidad, lo que dificulta comer, beber o tomar pastillas. En algunos casos, los líquidos que consumes salen por la nariz.
  • Afectar la masticación. Los músculos que se usan para masticar podrían cansarse a la mitad de una comida, particularmente si estabas comiendo algo difícil de masticar, como un bistec.
  • Cambiar las expresiones faciales. 

Problemas en músculos de cuello y extremidades 

  • Debilidad en el cuello, los brazos y las piernas. La debilidad en las piernas puede afectar la forma de caminar. Los músculos débiles del cuello hacen que sea difícil sostener la cabeza.

Buscando concientizar sobre este padecimiento, el 2 de junio se conmemora el Día Mundial de Lucha contra la Miastenia.  Recuerda, si presentas alguno de los síntomas antes mencionados debes de acudir con tu médico.